Arquitectura del Teatro Medieval

Martes, 19 Agosto   

Las manifestaciones artísticas reflejaron el espíritu religioso, en perfecta concordancia con el pensamiento de la época. Durante la Edad Media dos fueron las tendencias arquitectónicas más marcadas: el románico y el gótico.

El arte románico expresaba con sus arcos de medio punto y sus estructuras sólidas y bajas, que las creencias eran firmes y que la contemplación era una actitud valorada. El gótico, por su parte, se manifestó más elaborado: los arcos se estilizaron, llamándose ojivas, las que permitieron la construcción de bóvedas mucho más altas y elegantes que apuntaban al cielo, buscando a Dios.

Las iglesias estaban adornadas con vitrales, grandes composiciones en vidrios de colores que, usualmente, representaban escenas religiosas. El gran rosetón en el frente del edificio, es otra de las características del gótico.


Tags: ,